5 estrategias que nos ayudan a cumplir con el propósito de hacer más deporte

Está demostrado que comprarnos ropa técnica deportiva, nos ayuda con el propósito de hacer más deporte.

Los expertos nos advierten de que estrenar ropa técnica deportiva para deportes como el ciclismo, el running o caminar, nos da un plus de motivación para cumplir con nuestro propósito.

Entramos en un nuevo año… Y probablemente, uno de nuestros grandes propósitos sea hacer más deporte para encontrarnos mucho mejor de salud y de aspecto. Los excesos gastronómicos de las fiestas navideñas y el espejo en el que nos miramos todos los días nos empujan a tomar una determinación: hay que hacer deporte.

Queremos también controlar el posible sobrepeso que hemos adquirido. Y por descontado, queremos quemar rápidamente las calorías que hemos acumulado. Y la manera más saludable es practicar un deporte que se base en el ejercicio físico aeróbico para quemar grasa y, por lo tanto, para reducir peso.

Pero lo mejor de empezar a hacer deporte es la felicidad que nos va a aportar. Nos vamos a sentir mucho mejor desde el punto de vista de salud mental: evitaremos depresiones, ansiedad, aliviaremos el estrés, mejorará nuestra memoria, dormiremos mejor y mejorará nuestro estado de ánimo.  

Pero… ¿Qué estrategias seguimos para cumplir con nuestro propósito de hacer más deporte?

1. Escoger que actividad deportiva que nos guste

Seamos realistas en todo momento. No hagamos actividades deportivas que no nos atraigan y que supongan un macro esfuerzo que se convierta al final en una penitencia y no en una actividad en la que vamos a disfrutar. Establezcamos siempre metas claras y alcanzables, definiendo con qué frecuencia y durante cuánto tiempo.

El ciclismo, el running, el trail running o la natación son, sin duda alguna, algunos de los deportes con más ejercicios aeróbicos que nos van a ayudar para reducir esos kilos de más. Y la práctica adecuada de estos deportes necesita de una ropa técnica que nos va a ayudar a estar cómodos, manteniendo en todo momento, el cuerpo seco y fresco.

2. Adquirir la ropa técnica deportiva adecuada

Psicológicamente, vernos enfundados ante el espejo, por ejemplo, con un maillot y un culotte para la práctica del ciclismo nos va a ayudar en nuestro propósito. Y si además, comprobamos que esa equipación ciclista nos ayuda a mejorar la transpiración y a eliminar el desagradable sudor, todo ello nos va a dar una agradable sensación de confort.

El running es uno de los deportes más populares y económicos. Un deporte que da muchas satisfacciones a las personas que lo practican. Pero los atletas y “runners” expertos saben de la importancia de vestir una camiseta, pantalón o calcetines adecuados. No sirve cualquier camiseta, por ejemplo. Y no es lo mismo correr por el asfalto que correr por la montaña, en donde necesitaremos de una camiseta con un tejido más resistente a la abrasión y a los rayos UV del sol de la montaña.

Una mala ropa técnica nos puede echar atrás en nuestro propósito de hacer más deporte. Escoge marcas de calidad de reconocido prestigio en el diseño y fabricación de ropa técnica deportiva como Inverse. En su web tiene que informar fehacientemente de los detalles, acabados y características de los diferentes modelos de ropa y para qué deporte es más adecuada.

3. Planificar una rutina y buscar a un compañero para hacer deporte

Establecer días de la semana, con horarios y lugares fijos es clave para cumplir con nuestro propósito. Tiene que estar apuntado como una rutina en nuestra agenda, en la que esos días y horarios ya están ocupados con nuestra actividad deportiva. Si empezamos a fallar de manera frecuente, es muy posible que no cumplamos con nuestros objetivos.

También está comprobado que es más probable que podamos cumplir con nuestro propósito si se tiene a alguien que nos acompañe y a su vez nos motive. Hacer deporte con amigos nos ayuda a sociabilizar y estrechar lazos de amistad. Y también está comprobado que las parejas que practican deporte juntos están mucho más unidas.

4. Evitar el aburrimiento de seguir siempre el mismo recorrido

Una motivación extra para correr, caminar o montar en bici es cambiar y descubrir nuevas rutas. Adentrarnos por caminos desconocidos y descubrir esas fuentes escondidas, miradores, antiguas ermitas, parques urbanos, arroyos… Todo lo que sea que descubrimos como algo nuevo, nos ayuda a divertirnos y a no aburrirnos haciendo deporte.

5. Aceptar desafíos y celebrar los logros

Marcarse nuevas metas y desafíos nos ayudan a motivarnos. Establecer nuestros propios récords de incrementar los kilómetros de nuestros recorridos, de acortar y cronometrar los tiempos y de llegar a una determinada cima son algunos ejemplos.

Y comenzar a participar en carreras y pruebas que se adapten a nuestro nivel también puede ser un gran revulsivo para seguir haciendo deporte. Y a medida que vayamos alcanzando nuestras metas, siempre hay que celebrar los logros para estar satisfechos con nosotros mismos.